La planificación adecuada de un programa de Mentoring es el paso más importante de cara al éxito de éste. Deberás empezar haciéndote las siguientes preguntas:

direccion_de_equipos-liderazgo

 

 

-    ¿Qué esperáis conseguir con el programa?

-    ¿Qué obtienen los participantes?

-    ¿Quién es elegible para participar?

 
 
 

Hay cuatro puntos clave dentro de la etapa de planificación:

a) Acordar el objetivo y cómo lo mediremos.

Asegúrate de que todos los stakeholders estén involucrados y se muestren de acuerdo en las razones de lanzar un programa de este tipo, y de cómo se medirá su éxito. ¿Por qué se quiere lanzar un programa de este tipo? ¿Qué beneficios se esperan? Por ejemplo, el objetivo de un programa de Mentoring puede ser desarrollar futuros líderes y la forma de evaluarlo sería midiendo el número de participantes promocionados en los dos años siguientes.

b) Establecer el alcance y dimensión del programa.

Una vez definido el objetivo habrá que establecer el colectivo objetivo. ¿Quién debe participar en el programa?

Puede ser interesante mandar un cuestionario a los perfiles de Mentores y Mentees para ver su predisposición, disponibilidad e interés en el programa.

c) Decidir el criterio para generar emparejamientos.

El objetivo es emparejar a los participantes Mentees con aquellos Mentores más cualificados, y para ello hay que establecer los criterios (y pesos relativos). Criterios que típicamente se refieren a habilidades y competencias, ubicación/función, necesidades que el participante busca, o el nivel profesional.

d) Planificar y crear el programa propiamente dicho.

Aquí se determina cómo el programa se integra con la cultura de la empresa y las políticas de RRHH.

Por ejemplo:

- ¿El proceso de on-boarding debería informar del programa de Mentoring?

- ¿Cómo se realizará el marketing continuado del programa?

- ¿Mentorizar debería ser un valor de tu empresa?

 
 Y ya una vez planificado, quedará realizar su implementación, evaluación y gestión.
 ¿Y qué debemos tener en cuenta para estas tres fases? Esto, lo dejamos para otros blogs…